El periódico El País publicaba el pasado viernes un interesante artículo que viene a abundar en la tesis que ya anunciamos aquí hace tiempo: el gratis total en los medios tiene los días contados. El futuro de los medios pasa por una combinación de modelos de financiación (pago por contenidos, micropagos, accesos especiales y también, como hasta ahora, ciertos contenidos gratis y financiación con publicidad), pero lo que esta crisis publicitaria ha dejado claro es que ya nada podrá ser como antes y que la barra libre se ha drugstore acabado. Ahora bien, los medios deberán hacer bien la propuesta si no quieren volver a fracasar y esta vez no sé si habrá una tercera oportunidad. Como apuntó Antonio Franco, exdirector de El Periódico de Catalunya, los medios se equivocaron al caer en la tentación del todo gratis, pero ahora tampoco pueden pecar del todo de pago. Habrá que buscar una fórmula mixta y, sobre todo, asequible. En este sentido, los ejemplos de la prensa francesa son todo un paradigma a seguir: Libération ofrece acceso a la edición impresa desde la web a un precio de 6 € al mes, igual que Le Monde. Vamos, que por lo que ahora estás pagando por un ejemplar en papel durante dos días tienes acceso a dos cabeceras durante todo el mes. Así sí. Y esperad a que se popularicen los libros electrónicos.