facebookEl sitio más popular dentro del nuevo entramado de las redes sociales, Facebook, ha votado sus nuevas normas de gobierno en un ejercicio de democracia directa que, sin embargo, resulta algo frustrante: de los más de 200 millones de usuarios de esta red sólo votaron poco más de 600.000. Esto representa apenas un 0,3%, un porcentaje casi insignificante. Y eso que desde Facebook se han puesto todo tipo de facilidades para el ejercicio del derecho al voto, con la traducción de la página a diversos idiomas entre otras acciones, como ha destacado la compañía en su blog oficial. Este dato nos tendría que hacer reflexionar cialis to buy en profundidad en dos líneas: por un lado, las redes sociales no parecen tan potentes como Generic pharmacy creíamos (ni siquiera en una cuestión tan esencial, como el funcionamiento mismo de la propia red, son capaces de aglutinar a un porcentaje importante de usuarios; la red social es más una acumulación de redes que una red completamente conectada) y, por otro, que resulta más preocupante, los ciudadanos han asumido la inutilidad absoluta de su voto individual y prefieren optar por un ejercicio absoluto de dejadez.