La Asociación Española de la Economía Digital (antes Federación Española de Comercio Electrónico y Markéting Digital) ha publicado este verano un interesante estudio sobre el uso de Twitter en España que viene a darnos las primeras cifras fiables sobre el nivel de uso de esta red de microblogging. El trabajo, realizado durante el mes de junio con casi 900 encuestas cumplimentadas, permite conocer el perfil del usuario de esta red social tan especial, cuyo número de miembros crece vertiginosamente y que según los últimos estudios se sitúa ya en dos millones de personas en nuestro país. Así, el prototipo de twittero español es un hombre joven, cuya edad oscila entre los 25 y los 44 años, con formación universitaria de posgrado y trabajador por cuenta ajena, que utiliza esta red de forma mayoritaria por motivos profesionales (el 94% de los encuestados), ya sea para “informarse de lo que ocurre en el mundo online”, “mejorar a nivel profesional”, “compartir con los demás reflexiones e ideas” o “ampliar la red de contactos”. Otros datos significativos son la alta concentración de usuarios en Madrid y Cataluña (que representan más de la mitad del total nacional), el escaso tiempo de antigüedad en la red (la mayoría lleva menos de un año) y las dificultades iniciales que tuvieron a la hora de entender la plataforma (sólo el 24% lo entendió inmediatamente). La mayoría de usuarios declara estar dispuesto a seguir a alguna empresa de su interés, con lo que las posibilidades de esta red como canal de relación de las compañías con sus públicos se muestra, una vez más, como muy interesante. De hecho, más del 94% se declara seguidor de al menos 10 firmas. Además, un 63% de los usuarios recomienda productos o servicios y un 61% comparte quejas sobre los mismos, con lo que Twitter se convierte también en un privilegiado canal de escucha que las compañías deben vigilar cada vez más.

Tal vez 2 millones de usuarios en España pueda parecer todavía una cifra pequeña para prestarle tanta atención a Twitter, pero más allá del dato absoluto, conviene recordar que este tipo de internauta tiene una notable influencia más allá de su propia red. Como se expone en un reciente estudio realizado por ExactTarget, y del que se hace eco Rosaura Ochoa, los consumidores activos en Twitter tienen tres veces más probabilidades de impactar en la reputación online de una marca que el consumidor promedio. Y es que, como dice Morgan Stewart, director del grupo de investigación responsable del estudio, “lo que pasa en Twitter, no se queda en Twitter…  es el lugar de reunión para los creadores de contenido cuya influencia se derrama en cada esquina de Internet”. Así que, al tanto.