El Centro de Investigación Pew, en Estados Unidos, ha publicado recientemente un interesante estudio sobre cuál es el escenario actual en el consumo de noticias cuyos resultados, aunque previsibles, resultan ciertamente esclarecedores de por dónde va a desarrollarse la industria de la información en el corto y medio plazo. Por un lado, el estudio destaca que Internet es ya la tercera fuente de información para los estadounidenses, por detrás sólo de la televisión local y de la televisión nacional, y por delante de la radio, los periódicos locales o la prensa nacional. Los porcentajes de consumo de los diferentes medios son desgraciadamente muy desalentadores para el futuro de los diarios en papel: frente al 78% de norteamericanos que se informan a través de su cadena local de televisión, el 73% que lo hace a través de un canal nacional y el 61% que obtiene las noticias a través de Internet, sólo un 54% oye informativos en la radio, un 50% lee su periódico local y un 17% consume prensa nacional, como el New York TimesUSA Today. Si bien es cierto que la estructura de la prensa en Estados Unidos es muy diferente a España, sobre todo en lo que se refiere a las cabeceras nacionales y a su menor consumo frente a las locales, el estudio sin duda dibuja un horizonte al que nos vamos a acercar cada vez más: el de un consumo de información a través de multiplataformas, con una preponderancia creciente de Internet.

También resulta muy significativo de este trabajo la radiografía que muestra de cuál es la relación de los consumidores de información con las noticias, y que pasa por una triple p:

  • Portátil: El 33% de propietarios de teléfonos móviles acceden a través de estos terminales prescription drugs online without a prescription a las noticias.
  • Personalizada: El 28% de los usuarios de Internet ha adaptado su página principal a sus gustos e intereses.
  • Participativa: El 37% de los usuarios de Internet han contribuido a la creación de noticias, las han comentado o  han favorecido su distribución mediante su publicación en sitios de redes sociales como Facebook o Twitter.

Sin duda, esta triple P justifica ese tercer lugar que le corresponde a Internet como fuente de noticias y marca una tendencia de hacia dónde se va a dirigir la industria de la información y el ejercicio del periodismo.